domingo, 16 de noviembre de 2014

Valle de Iruelas y Castañar de El Tiemblo


Un nuevo otoño, otra visita al Castañar de El Tiemblo, esta vez subiendo por el Valle de Iruelas y entrando al Castañar desde el Pozo de la Nieve.


Salimos de El Tiemblo recorriendolo hacia el Noroeste por el Pso. Recoletos o N-403, y salimos del pueblo girando hacia el Norte por la Calle Alberche desviandonos a la izquierda para cruzar por la presa al otro lado del embalse del Charco del Cura.

Continuamos unos metros por la pista de la presa y al poco encontramos un sendero a la izquierda que bordea el embalse, por el que seguimos hacia el Oeste.

El comienzo del sendero se hace sin problemas y llega a ser disfrutón y rápido pero tras kilómetro y medio comienza el ascenso para salir del embalse, casi un kilómetro de subida con un terreno roto y dos duros tramos, el primero de 425 metros al 11 % de desnivel medio y el segundo de 330 metros al 10 %.

La subida acaba en la Carretera AV-504, que se coge dirección Oeste hasta la presa del Embalse del Burguillo por donde se cruza al otro lado y se coge la carretera AV-P-418 que nos lleva hacia Las Cruceras y al Valle de Iruelas.


En Las Cruceras hacemos un pequeño recorrido circular por la Senda del Enebral que parte de la Casa del Parque de la Reserva Natural del Valle de Iruelas, ubicada en el recinto de una antigua destilería de resinas, y permite contemplar unas impresionantes vistas del embalse del Burguillo.

Continuamos unos metros por la carretera y tomamos a la izquierda la pista que se interna en la Garganta de Iruelas, comenzando el ascenso al Puerto de Casillas.

La pista comienza con un asfalto roto que poco a poco se vá deretiorando y a mitad de camino desaparece para dar paso a un firme de tierra en ocasiones con pequeñas escorrenteras. Recorre el Valle de Iruelas (ver folleto) por la vereda del río, entre árboles caducifolios que muestran el cambio de color del otoño, amarillos, naranjas, ocres, que contrasta con el verde de los pinos. Durante el ascenso encontraremos hasta cinco fuentes donde abastecerse de agua.

El ascenso comienza 500 metros después de dejar la AV-P-418 y es largo, 9 kilómetros con un desnivél medio del 7,8 %, y comienza suavemente y con descansillos en los 3 primeros kilómetros pero de golpe el desnivel se estabiliza en un 9,4 %, continuo, sin ningún respiro durante 6 kilómetros, acabandose el asfalto tras una recta interminable justo antes de la curva de Candeleda.


Al llegar al Puerto de Casillas la niebla y el frio nos envuelve, aunque aun no impiden ver las magnificas vistas del valle de Iruelas y del Embalse del Burguillo. Aqui hay un cartel explicativo de las sendas y vemos a nuestra izquierda el sendero que cogeremos, la Ruta del Pozo de la Nieve.

Esta senda de 3,7 kilómetros, que bordea la cara Norte del Pico de El Traviés o Alto del Mirlo, no es ciclable en su mayor parte, ni siquiera es de empujabike, hay demasiados tramos donde hay que literalmente cargar la bici a cuestas para superar las rocas. Sin embargo merece la pena el esfuerzo para llegar al Pozo de la Nieve.

El sendero comienza dirección Este subiendo ligeramente y entrando en un espeso pinar salpicado de zonas rocosas que impiden el pedaleo continuado. Mas adelante el bosque se despeja y el sendero continua entre piornos y praderas, interrumpidas por grandes formaciones rocosas, donde tendremos que echarnos la bici al hombro para atravesarlas. En estas zonas abiertas contemplamos unas magníficas vistas del valle.


Pasado los roquedos se empieza a divisar las praderas del Pozo de la Nieve y suaviza un poco el sendero, que ahora transcurre entre helechos y erizón. Tras cruzar el Arroyo de las Casillas se desciende durante unos 800 metros hasta llegar al Pozo de la Nieve.

El Pozo de la Nieve se encuentra en una collada, entre los cerros de la Encinilla y de Casillas, en unas praderas colgadas de la ladera. Se usaba para abastecer a la población de hielo y nieve hasta principios del siglo 20.

Continuando hacia el Noreste se atraviesa el Portachuelo del Pozo y comienza la bajada al castañar de El Tiemblo por un camino un poco trialero y con desnivel que nos deja en el Arroyo de San Jurdón, desde donde se baja por pista hasta el área recreativa de Las Barrancas, por donde comenzamos el recorrido de El Castañar de El Tiemblo.


Recorremos la Senda de El Castañar, para acercarmos a la cabecera de la Garganta de la Yedra y tras atravesar el espeso bosque de castaños llegar hasta el Abuelo. Luego bajaremos al área recreativa de El Regajo desde donde se accede a la Senda San Gregorio.

La Senda de San Gregorio es uno de los caminos carreteros que cruzaban la sierra. Comienza con una ligera subida para enseguida bajar hacia El Tiemblo por un bonito bosque de pinos. Tiene tramos comodos y rodadores, pero también encontramos algún tramo trialero complicado. El camino acaba en la carretera de acceso al Castañar.

Desde aquí ya solo quedan 3 kilómetros de rápida bajada hasta el Tiemblo finalizando la ruta.


Distancia total: 39.4 Km
Desn. de subida acumulado: 1170.4 m
Desn. de bajada acumulado: 1152.65 m
Altura máxima : 1531.4 m
Altura mínima : 645.8 m

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 91

Ver el track en 


3 comentarios:

  1. Magnífico post, y bellísima ruta, y aunque dura de verdad por la inclinación y el pateo de algunos tramos, merece la pena el esfuerzo.

    Creo que es una de nuestras mejores rutas y hay que hacerla al menos una vez en la vida.

    ResponderEliminar
  2. Ya tenemos unas cuantas mejores rutas... y las que nos quedan...

    ResponderEliminar
  3. Me habéis puesto los dientes largos!

    ResponderEliminar