sábado, 27 de septiembre de 2014

La Dehesa de El Carrascal


Recorrido con una primera parte cañera y trialera por la Dehesa de El Carrascal, en Arganda del Rey, y otra segunda rodadora, bajando a Morata de Tajuña para coger la Vía Verde hasta la cementera, regresando por el Barranco de Valdeserrano.


Saliendo de la estación de Metro de Arganda del Rey nos dirigimos hacia el Oeste para coger la Vía Verde del Tajuña, por donde se sale del pueblo. Un kilómetro después de pasar el Hospital del Sureste encontramos a la izquierda el Camino de la Fuente Del Valle, por el que abandonamos el carril bici y subimos suavemente hasta la Dehesa de El Carrascal.

En la Dehesa encontramos tramos de duras rampas de subida, complicados por el terreno pedregoso, otros de llaneo por los bonitos caminos que recorren el interior del bosque, y un par de rápidas trialeras de descenso. Una vez recorrido a fondo cogemos la pista superior que pasa detrás de la Residencia de Ancianos, saliendo de la Dehesa por el Camino de la Paz.

Al llegar al cementerio se coge a la izquierda el Camino de la Cuerda Larga, por donde llegamos al El Calerin. Un poco mas allá encontramos el Camino de los Jarales, por el que recorremos poco mas de 500 metros para meternos a la derecha por otro camino que baja entre olivos, viñedos y alguna cantera abandonada hasta pasar por debajo de la A-3.

Nada mas atravesar la A-3 nos desviamos hacia el Sureste por el Camino de Valdeoregano, llegando hasta la valla azul del complejo Rock in Río, que bordearemos por su lado sur unos metros, hasta que comenzamos a ver los restos de fortines y trincheras de la Guerra Civil.


Aquí nos alejamos de la valla y tras 500 metros rodando hacia el Este comenzamos a bajar dirección Sur por el Camino del Chozo, que nos deja en las Canteras de Morata, torciendo a la derecha por la pista de la cantera que nos lleva a la Calle del Pinar, por la que se baja hasta Morata de Tajuña.

Nada mas entrar en el pueblo encontramos la Vía Verde del Tajuña, la señalización, pues en este tramo se confunde con las calles del pueblo. La cogemos dirección Oeste y saliendo del pueblo comenzamos la subida a la Cementera. La Vía Verde del Tajuña es una antigua línea férrea por lo que la subida se hace muy suave y tendida, a una media del 2 % de desnivel.

Pasada la Cementera comenzamos a bajar y tras recorrer algo mas de dos kilómetros nos desviamos a al izquierda por un camino, dejando el carril bici, y dirigiéndonos hacia el Oeste llegamos al Camino de Valdeserrano, girando en dirección Norte y bajando por el barranco hasta pasar por debajo de la A-3.

Continuamos un poco mas por este camino hasta llegar de nuevo a la Vía Verde del Tajuña, cogiéndola a la derecha dirección Arganda y subiendo por ella hasta entrar en el pueblo y finalizar la ruta.


Distancia total: 37.918 Km
Desn. de subida acumulado: 612.4 m
Desn. de bajada acumulado: 616.2 m
Altura máxima: 752.6 m
Altura mínima: 580.2 m

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 40

Ver el track en 


La Dehesa de Carrascal, principal masa forestal de Arganda del Rey situada al sur del municipio, tiene una extensión de 131 hectáreas. El arbolado está formado por los restos del bosque mediterráneo que poblaba la región, quejigos, encinas y coscojas, y pino carrasco de repoblación, introducido para regenerar el suelo y conseguir la recuperación natural de la vegetación originaria del monte. La zona fue incluida por su interés biológico en el Parque Regional de los cursos medios de los ríos Jarama y Manzanares.

El terreno está compuesto por dos sustratos bien diferentes, suelos silíceos de cuarcitas y cantos rodados, que endurecen el camino, y afloramientos blanquecinos de margas calizas y yesíferas, que lo facilitan.

Encontramos multitud caminos, pistas, trialeras y cortafuegos, subidas y bajadas con diferentes grados de dificultad, pudiendo planificarse la ruta al gusto de cada usuario.



martes, 23 de septiembre de 2014

El Río Torote y sus lagunas


Recorrido por los sotos de ribera del Río Torote, las lagunas, la Campiña del Henares y la Cañada Real Galiana que atraviesa los cerros de Fresno de Torote y Daganzo.


Saliendo de Daganzo de Arriba, por el parque del Arroyo del Monte, llamado Arroyo Valseco una vez pasa el pueblo, nos dirigimos hacia el Este por la carretera M-113 durante poco más de un kilómetro, torciendo a la derecha en la Vereda de Camarma o Cordel de Talamanca.

Por este camino un poco más adelante se tuerce a la izquierda y hay que atravesar una finca privada y un campo de cereales hasta llegar a la Ermita del Espino.

Es conveniente continuar por la carretera M-113 1.700 metros mas para coger el Camino de Camarma Del Caño que también lleva a la Ermita.

La ruta que yo llevaba estaba bajada de Wikiloc y no avisaba de este inconveniente, me toco hacer empujabike por un sembrado durante 850 metros. Es muy conveniente reflejar estos detalles al subir las rutas a Wikiloc, y evitar sorpresas desagradables al resto de usuarios.

Una vez superado el campo arado se llega a la Ermita del Espino y continuando por el Camino de Camarma Del Caño se cruza el Río Torote por un vado.


Este río es estacional y en esta época del año no llevaba agua sin embargo las lluvias que habían caído los últimos días habían dejado un gran charco en el vado, por lo que busqué un paso mas cómodo la derecha. Esto hace suponer que en época de lluvias o en primavera puede bajar gran cantidad de agua por el río, dificultando el paso.

Continuamos por el Camino de Camarma Del Caño hacia el Este, subiendo el pequeño cortado entre los campos arados de la Alcarria de Alcalá, sin una sola sombra. Había elegido un día nubloso a sabiendas de este detalle pues en verano a pleno sol se puede hacer muy duro el camino.

Algo mas de dos kilómetros adelante encontramos el Camino de Alcalá a Serracines por el que se gira hacia el Norte, llaneando un rato por Valmediano y bajando hacia Serracines y a los sotos de ribera del Río Torote.

Aquí comienza el tramo más agradable y bonito de la ruta, recorriendo el soto de ribera o bosque de galería, formaciones vegetales ligadas al agua que ocupan una pequeña y estrecha banda a lo largo del río, con un microclima más húmedo y fresco.

El camino corre paralelo al arroyo, encontrando tramos de gravera que hacen duro el pedaleo y tramos de sendero estrecho que lo hacen divertido.


Hay gran variedad arbórea que contrasta con las colinas y llanuras cerealistas desarboladas del entorno, en las zonas más próximas al cauce encontramos cañaverales, carrizos, eneas y juncos churreros, además de los magníficos sauces que tapizan las orillas. Más alejados de los márgenes crecen álamos, chopos, fresnos y olmos.

Continuamos hacia el Norte llegando a la primera laguna, frontera de los municipios de Fresno de Torote, Torrejón del Rey (Guadalajara) y Ribatejada. Es una antigua gravera junto al río Torote ya conquistada por la naturaleza, un lugar espectacular donde podemos observar un buen número de aves acuáticas.

Seguimos el sendero durante dos kilómetros más y este comienza a alejarse del río. Al llegar a la Colada de Ribatejada a Torrejón Del Rey giramos a la izquierda y cruzando de nuevo el Río Torote nos alejamos de el por la Colada de Valdeavero, en un suave ascenso hacia Ribatejada.

Justo antes de llegar a este pueblo volvemos a girar hacia la izquierda, y ya en dirección Sur bajamos por la Colada de Valdecosillos hasta la segunda laguna del día, también originada por la explotación de áridos y que ahora es hogar de peces, tortugas, cangrejos, patos y garzas.

Esta laguna es propiedad privada, La propietaria de la finca nos ha solicitado que retiremos las fotos, una lastima que no quiera compartir la belleza del lugar. Nosotros regresamos hacia el Oeste, subiendo paralelos al Arroyo de Valdebecerro hasta la urbanización Paraje Del Arzobispo, que cruzamos llegando a la Cañada Real Galiana (el Ramal 1).


Por esta cañada subimos dirección Sur hacia el Cerro de Santa Maria, donde giraremos a la izquierda para bajar hacia Fresno de Torote. a mitad del camino encontramos la tercera charca de la ruta, el Embalse del Retamar, más pequeño y con menos vegetación que los anteriores, es una pequeña represa para el riego.

Continuamos hasta Fresno de Torote y antes de entrar en este pueblo semi abandonado giramos a la derecha subiendo de regreso a la Cañada Real Galiana.

A partir de aquí comienza un sube y baja constante por la campiña cerealista, a través de los cerros que conforman la serrezuela que separa los valles del Río Torote y el Arroyo del Monte.

Subimos al Cerro de Raposeras, bajamos al Collado Del Matorral y volvemos a subir al Cerro del Moro. Se baja por la Cuesta de Antolín, cruzando el paraje de Valdeamorillo con la única presencia vegetal de las retamas y con los mojones pétreos indicadores de la vía pecuaria.

Subimos al Cerro del Borrico y al de El Portillo. Desde este último cerro ya divisamos Daganzo, y bajando la Cuesta del Cuarto, de un desnivel muy notable, llegamos al pueblo y finalizamos la ruta.

Distancia total: 47.911 Km
Desn. de subida acumulado: 604.19 m
Desn. de bajada acumulado: 620.14 m
Altura máxima : 787.96 m
Altura mínima : 627.54 m

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 46

Ver el track en