domingo, 26 de julio de 2015

Senderos de Cercedilla, el Río Pradillo y la Vereda de Enmedio


Magníficos senderos, paisajes espectaculares y exigentes rampas, un bonito recorrido por los tres valles que rodean Cercedilla.

Datos técnicos:
Distancia total:29.250 KmPista Asfaltada:7,1 %
Desn. de subida acumulado:786 mPista de Tierra:14,1 %
Desn. de bajada acumulado:788.2 mCamino:17,7 %
Altura máxima:1460.4 mSendero:53,6 %
Altura mínima:1148 mCalles:7,5 %

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 61

Tipo de terreno:

Suelos graníticos con bastante desgaste, con sustrato vegetal en zonas de mucha cobertura arbórea, en zonas altas sin vegetación o en laderas empinadas mucha piedra generada por la erosión. En general bastante permeables. Pistas de tierra compacta. Caminos y senderos por bosque con raíces y rocas.

El sendero del Río Pradillo con mucha roca. La Vereda de Enmedio con mucha piedra suelta en su inicio, raíces y rocas. La Vereda Galindo, la Senda del Agua y los senderos del Pinarcillo, la Teja y Los Baldíos de tierra vegetal con pocas dificultades. La Carretera de la República en su parte inicial asfalto roto y tierra y gravilla fina prensada en muy buen estado.


Descripción del recorrido:

Salimos de Cercedilla hacia el Este para rodar por el Camino del Tejar y el Sendero del Portazgo hasta el Embalse de Navalmedio.


Subimos parte del Camino del Calvario, hasta pasar por el Pino de la Cadena. Un poco más adelante nos desviamos a a derecha para subir a El Ventorrillo.

Se cruza el Ventorrillo hacia el Sur llegando a la Casita de la ILE (en los mapas del IGN figura erróneamente como Casa de las Mariposas), bajamos por la trialera que sale de detrás de la casa y cogemos el sendero por el Pinarcillo hasta la Fuente de Matasalgado o del "Campamento de la OJE".


Cruzamos el Arroyo de Matasalgado y en la Pradera de Las Cortes empalmamos con el sendero por Los Baldíos hasta el Raso del Simón y desde el que bajamos al Río Pradillo donde recorremos un precioso sendero con algunos tramos trialero y complicados.


Para salir del Río Pradillo se sube una fuerte rampa de 100 metros al 18 % hasta el camino de Camorritos a Siete Picos, por el que seguimos subiendo hasta las vías del Tren de la Naturaleza y un poco más adelante enganchamos el Sendero por La Teja, para mi gusto de los más bonitos y disfrutones de la zona.


Se llega al cruce con la Vereda Alta y la Vereda Galindo bajando por esta muy cómodamente hasta las Dehesas.

Subimos un tramo de la Carretera de la República, casi 2 kilómetros al 7,5 %, hasta llegar a la Pradera de Los Corralitos, cruce de 4 de los 5 caminos históricos de la Fuenfría: la Calzada Romana, la Calzada Borbónica, el Camino Schmid y la Carretera de la República.


Continuamos bajando un poco por la Calzada Romana hasta el Camino Agroman, por donde se sube hacia la Vereda de Enmedio. La primera parte es muy complicada pero luego se hace rapidísima y disfrutona hasta llegar al Collado de Las Eras.

Desde allí se baja a la Senda del Agua, por donde llegamos a Cercedilla y acabamos esta espectacular ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   


Notas:

La Casa de las Mariposas se encuentra en el Ventorrillo, donde se inauguró en 1911 la Estación Biológica del Ventorrillo, uno de los primeros lugares donde se hizo investigación de campo en España.

La Casita de la ILE está algo más apartada de El Ventorrillo, hacia el Sur, y es una pequeña casa-refugio que construyó la Institución Libre de Enseñanza (ILE) en 1912 como apoyo de las excursiones.

La ILE fue un proyecto pedagógico fundado en 1876 y que se desarrolló en España durante medio siglo (1876-1936) impulsado por Francisco Giner de los Ríos, catedrático de Filosofía del Derecho y de Derecho Internacional de la Universidad Central de Madrid que creó un sistema educativo tan admirable como revolucionario.

Los principios en la ILE, ajenos a todo interés religioso, ideología o partido político, proclaman el derecho a la libertad de cátedra, la inviolabilidad de la ciencia y el respeto a la conciencia individual, apostando por una escuela neutra, tolerante y abierta a la realidad exterior, donde la actividad personal y la experiencia creativa son el eje del trabajo escolar.

Su método educativo tenía como herramienta decisiva la naturaleza y el contacto de alumnos y profesores con ella, fomentando entre sus alumnos el acercamiento a la Sierra de Guadarrama y el amor por la naturaleza.

La ILE fue el soplo de libertad, igualdad y vanguardia más admirable que ha recibido la educación española en los últimos siglos.


En un ambiente educativo totalmente opuesto encontramos el Campamento Alonso de Ercilla, que fue construido en la Pradera de las Cortes por el Franquista Frente de Juventudes y que luego paso a manos de la Organización Juvenil Española (OJE).

La OJE fue fundada en 1960 absorbiendo el Frente de Juventudes y las Falanges Juveniles de Franco y formó parte del Movimiento Nacional franquista. En estos campamentos se adoctrinó a los jóvenes en los idearios franquistas hasta finales de los años 70 del siglo pasado, cuando la OJE dejó de ser un organismo público y se convirtió en asociación, desvinculándose de la retórica falangista e incorporándose al movimiento Scout europeo.

Su lema "Vale Quien Sirve" y los elementos que marcan la filosofía de la OJE (la Promesa, la Usía y el Estilo) dan una idea de su doctrina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario