sábado, 3 de octubre de 2015

Cotos, Reventón y Chozo de Aranguez


Nueva vuelta al macizo de Peñalara por Cotos y El Reventón, esta vez subiendo también al Chozo de Aranguez. Ruta dura, larga y agotadora, con preciosos senderos, caminos y trialeras, grandes y empinadas subidas, pistas de tierra y asfalto y algún tramo empujabike.


Datos técnicos:
Distancia total:56.571 KmCarretera:0,6 %
Desn. de subida acumulado:2226.23 mPista asfaltada:11,8 %
Desn. de bajada acumulado:2232.43 mPista de Tierra:36,4 %
Altura máxima:2028 mCamino:15,4 %
Altura mínima:1227 mSendero:35,7 %

Grado de Dificultad: Difícil
IBP 163

Tipo de terreno:

Suelo silíceo, rocas graníticas, arena y piedra suelta en zonas altas sin vegetación o en laderas empinadas. Caminos y senderos por bosque de suelos humíferos, más orgánicos, con raíces y rocas, bastante permeables. Pistas asfaltadas y de tierra en buen estado, más pedregosas en zonas altas.


Descripción del recorrido:

Salimos del parquin de La Boca del Asno cruzando la carretera y girando a la derecha dirección Sur subimos suavemente durante 3 kms. por los senderos paralelos a la CL-601 hasta el Camino de la Canaleja, donde empieza la subida seria a Cotos.

Este camino, más bien sendero, es bastante complicado por las piedras y raíces pero se hace sin demasiado esfuerzo pues el desnivel medio de los 1.500 m. iniciales no supera el 5,5 % y los 300 metros finales son de llaneo hasta enlazar con la pista del Camino Viejo del Paular.


El Camino Viejo del Paular tiene algo más de 4 kilómetros al 9,5 % de desnivel medio, primero 1.300 m. por pista asfaltada hasta pasar la Pradera de las Vaquerizas donde se gira a la derecha cogiendo una pista de tierra durante 2.300 m. con una rampa final de 800 m. al 12,9 %. Solo queda un tramo final de camino y sendero de 900 metros al 9,9 % de desnivel medio hasta llegar al Puerto de Cotos.

Tomamos algo de alimento en la Venta de Marcelino, continuando la marcha por el GR10, primero por el Camino de Las Vueltas, que se coge al final del aparcamiento cruzando al lado izquierdo de la carretera. Se baja hasta una pradera a partir de la cual se continúa por el Camino Viejo del Paular ya sendero, con un terreno muy complicado, empinado y trialero, con algunos tramos de empujabike.


A los 1.800 m., antes de acabar el descenso, nos desviamos a la izquierda llaneando por un sendero con alguna complicación, hasta alcanzar el Arroyo de la Laguna de Peñalara, que se cruza cargando la bici en un paso sobre rocas muy complicado. En época de lluvias puede estar infranqueable, en otros tracks se ve que cruzan un poco más abajo.

Continuamos el camino, ahora bajando rápidamente por una pista hasta enlazar otra vez con el GR-10 y un poco más adelante con el camino que viene del Mirador de Los Robledos y el Monumento al Guarda Forestal.


Tras llanear unos metros comienza la larga subida de más de 10 kms. por la pista de la Vereda del Paular hacia el Puerto del Reventón, primero suavemente hasta el Carro del Diablo, una curiosa roca con dos bonitas leyendas.

50 metros antes de llegar encontramos a la izquierda la pista de subida al Puerto del Reventón, por donde continua la Vereda del Paular o del Rey. El primer tramo de la ascensión va haciendo zetas por la ladera durante 4,5 kms al 8,2 %.


Según vamos alcanzando altura el firme se vuelve más pedregoso, hasta que llega un punto donde la pista se acaba y deja paso a un camino muy pedregoso y empinado que sube hasta una pradera. A partir de la pradera la pendiente es muy pronunciada y acabamos empujando la bici los 700 últimos metros de la ascensión al 13,3 % por un auténtico pedregal.

Alcanzado el puerto hacemos las fotos de las espectaculares vistas y nos abrigamos preparándonos para la bajada. En la anterior ocasión que pasamos por aquí cogimos el camino de la izquierda bordeando el muro, una equivocación que nos costó rodar entre los piornos y las piedras por un sendero intransitable. Esta vez saltamos el muro cogiendo otro sendero por la derecha mucho más limpio, aunque nada sencillo, con tramos trialeros y pedregosos.


Un poco más abajo el sendero se hace camino y llega a la Fuente del Infante y el chozo refugio, donde se cruza una cancela ganadera.

Continuamos la bajada por un camino muy pedrolero y empinado, la Senda de San Ildefonso, en dirección a La Granja, aunque a los 2.800 metros nos desviamos a la izquierda por otro camino que nos llevará por los senderos de encima del pueblo hacia una zona espectacular, pasando por la Fuente del Morete, el Rincón del Abuelo y la Fuente de la Plata.


Aquí comenzamos a subir durante 500 m. hasta alcanzar una pista asfaltada, por donde continuamos la subida, primero rodeando el Cerro del Moño de la Tía Andrea, donde se encuentra la Silla del Rey a la que esta vez no subiremos, y luego continuando hacia el Chozo de Aranguez, el refugio en la ladera Noroeste de Peñalara.

Esta subida se hace muy dura por su pronunciado desnivel, el tramo de pista asfaltada son 1,5 kms. al 10,5 %, un descansillo de 650 m. y otros 1,2 km al 13 %, pero con varias rampas al 16 % y 18 % que te dejan totalmente vacío.


Dejamos la pista asfaltada torciendo a la izquierda por camino de tierra continuando la subida durante 800 m. al 10 % y ya por sendero acabamos la subida al Refugio de Peñalara, primero 1 km. con tramos de descansillos y algún que otro tramo duro de subida, incluso empujabike y los últimos 1.200 m. de llaneo con tendencia a subir por la Majada Aranguez recorriendo un precioso sendero de alta montaña.

El refugio o Chozo de Aranguez es una antigua caseta de pastores recién rehabilitada y situada en la Majada Hambrienta, rodeada de praderas alpinas. Se encuentra a 1.900 metros de altitud en la vertiente segoviana de Peñalara, en el borde superior del pinar de Valsaín.


Tras las pertinentes fotos comenzamos el descenso, regresando unos metros por dónde venimos, desviándonos a la izquierda por un sendero que baja por la ladera internándose en los pinares de Valsaín, con algún tramo de bastante pendiente. Acaba en una pista de tierra que cogemos a la izquierda y un poco más adelante se coge otra hacia la derecha por la que llegamos a la pista asfaltada de Cueva del Monje.

Tras visitar Cueva del Monje continuamos unos metros por la pista asfaltada y nos desviamos por un sendero que recorre el Cerro del Puerco, zona de trincheras y bunkers de la Guerra Civil Española.


El sendero que atraviesa el cerro baja hacia La Pradera de Navalhorno, y aunque nuestra intención era terminar la ruta por la acequia y los senderos del Monte de Valsaín, la luz del atardecer empieza a escasear y decidimos atajar, tras unos momentos de despiste del camino, por el depósito de agua de La Pradera de Navalhorno, bajando hacia el pueblo pasando un par de cancelas.

Ya en los senderos paralelos a la CL-601 que nos llevan hasta La Boca del Asno nos pilla la noche, acabando a tientas los últimos 3 kms. de esta dura y agotadora, pero pereciosa ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   


No hay comentarios:

Publicar un comentario