domingo, 19 de abril de 2015

Venturada Camino de los Riscales Arroyo Albalá Navalafuente Majadas de Belén


Recorrido por las dehesas de Cabanillas y Navalafuente, combinando las Rutas del Toro, de las Dehesas y de la Vega, además de visitar la Chorrera del Cancho y las Majadas de Belén.


Datos técnicos:
Distancia total:34.611 KmPista:24,4 %
Desn. de subida acumulado:611,2 mCamino:54,3 %
Desn. de bajada acumulado:612,6 mSendero:13,6 %
Altura máxima:1019,2 mCarretera:1,5 %
Altura mínima:819 mCalles:6,3 %

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 40

Tipo de terreno:

Suelo mayormente de composición caliza, en zonas con mayor vegetación tierras sedimentarias, afloramientos graníticos, arenas y piedras originadas por la erosión de estos, bastante permeables. Pistas compactas de tierra, caminos con mas piedras y arena, permeables, senderos bastante limpios.


Descripción del recorrido:

Se sale de Venturada hacia el Este, Bajando por la Colada de Corralavega hasta pasar por debajo de la A-1, comenzando la subida hacia Los Cerros, primero por la pista del Canal Alto de CYII, con un rampón de algo menos de 100 metros al 13 % al salir del túnel de la A-1, y luego suaviza hasta llegar a la Colada de los Cerros, donde de nuevo se empina para subir 550 metros al 8,9 % de desnivel medio.

Llegados al alto del camino llaneamos un poco para volver a subir esta vez mas suavemente por el Cordel del Chifladero, hasta el Portillo, donde comienza el descenso por el Camino de La Cabrera.


Al acabar el descenso cogemos a izquierda el Camino de Los Riscales, transitando entre muros de prados ganaderos, con frondoso arbolado a los lados. Este bonito camino nos lleva dirección Oeste a cruzar otra vez la autopista y el Arroyo de los Bueyes, continuando por el Camino de la Capellania, mas pedregoso, que nos acerca a Cabanillas de la Sierra. Antes de llegar al pueblo torcemos a la derecha para coger la Cañada Real de Merinas o de Extremadura, que nos lleva a la antigua N-1. A partir de este tramo nuestro recorrido coincide con la Ruta del Toro.


Cruzamos la carretera, descendemos por ella 20 metros y nos desviamos por un sendero a la izquierda que nos lleva hacia el Oeste por un paraje de retamas y enebros hasta la Colada de Ganados de Sacedón, una zona adehesada surcada por centenarios muretes de piedra, bosque mediterráneo y dehesas de fresnos podados al estilo cabeza de gato, donde rodaremos por encima de algunas grandes lanchas granito. Se cruza el Arroyo de Sacedón y se llega al Camino de Cabanillas, por el que continuamos hacia el Sur.

El Camino de Cabanillas cruza la M-633 y desemboca en la Colada de la Poza de la Cacera, que cogemos a la derecha, llaneando un rato ahora por una dehesa de encinas, Este tramo forma parte de la Ruta de las Dehesas. La Colada gira a la izquierda y desciende rápidamente hasta el Arroyo Albalá, donde rodaremos por un bonito y sencillo sendero bastante limpio paralelo al arroyo que nos deja en la M-631.


Tirando unos pocos metros a la derecha y cruzando la carretera encontramos la entrada a un camino dirección Sur, pero nosotros nos metemos por un sendero a la derecha justo en el comienzo de este camino. Este sendero el parte del Cordel de la Huelga y comienza paralelo a la carretera pero después de cruzar otro camino se aleja de la M-631 y subiendo suavemente llega a las urbanizaciones de Navalafuente y ya como pista acaba en la entrada del pueblo.

En vez de cruzar el pueblo por carretera decidimos subir a visitar la Chorrera del Cancho, una pequeña y bonita cascada en el Arroyo de Gargüera. Se cruza la carretera y siguiendo recto por la pista, en cuanto comienza a subir buscamos un sendero a la izquierda que nos baja hasta el puente sobre el arroyo. Antes de cruzar el puente sale a la derecha otro sendero que lleva a la chorrera que está a 130 metros, aunque solo se puede llevar la bici los primeros 60 metros, luego hay que atravesar varias rocas.


Visitada la Chorrera del Cancho cruzamos el Arroyo de Gargüera y continuando por un bonito camino entre muretes de piedra entramos en Navalafuente. Se atraviesa el pueblo saliendo por el Este cogiendo el Camino de Miraflores, que sube durante algo mas de 1,5 kms al 5 % hasta alcanzar el Camino de las Cantarillas.

Se deja ese camino a la derecha llaneando 500 metros por el Camino de Miraflores y volviendo a subir durante casi un kilómetro al 4,5 % hasta el Camino de las Viñas, que se coge a la izquierda, comenzando la bajada hacia las Majadas de Belén, por un sendero roto y algo pedregoso.


En las Majadas de Belén, un bonito descansadero ganadero, con las cuadras casi en ruinas, se gira a la izquierda para volver dirección Este, llegando al Arroyo Navacerrada que se cruza por un puentecito de lata y continuando por un sendero un poco trialero entre roquedos se llega al alto de Cabeza Lobosa.

Se desciende rápidamente hasta cruzar la Vereda a Navalmadero y llegar otra vez al Arroyo Navacerrada, que cruzamos por el vado, aunque a la izquierda hay un puentecillo de losa granítica.


Nada mas cruzar cogemos un sendero también a la izquierda, que paralelo al Camino de Cabeza Lobosa bordea una bonita dehesa de robles, encinas y fresnos, la Dehesa de Navalmadero. Mas adelante el sendero desemboca en el camino y cruzando una cancela continuamos hasta el Río Guadalix.

Sin cruzar el río continuamos por el Camino de Entresierras, que se convierte en pista hasta llegar a la M-625. Se coge esta carretera a a izquierda durante 300 metros y encontramos a la derecha la Cañada Real de merinas o de Extremadura, por la que se continua hacia el Este. Comienza como pista pero poco a poco se convierte en un precioso camino que cruza la Dehesa de Navalafuente, entre muros de piedra, hasta alcanzar el Arroyo de Gargüera.


Aquí comienza el momento aventurero de la ruta, ya que este arroyo es complicado de cruzar por el volumen de agua que lleva y por las rocas de su cauce, que incluso cuando lleva poco agua impiden cruzarlo rodando cómodamente. Nosotros nos descalzamos y lo cruzamos con el agua mas arriba de las rodillas.

Continuamos por la Cañada Real de Merinas hasta el Arroyo de Albalá, que se cruza esta vez por un puente, y comenzamos el ascenso final por la Cañada de Venturada, llegando al pueblo, donde tras callejear un poco acaba la ruta.

Ver el track en   

Ver el track en   



3 comentarios:

  1. Muy buen post, y muy bonita e interesante ruta, me gustó, incluido el baño en el Garguela. Ruta para repetir creo yo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar