miércoles, 2 de julio de 2014

Las Zetas de El Escorial


Zona con un espectacular paisaje y muy fresquita para las rutas de verano, El Escorial ofrece variedad de terrenos, pistas, caminos y senderos, duras subidas y divertidas bajadas.


Saliendo desde el Área Recreativa de El Tomillar comenzamos la potente subida por asfalto al Monte Jurisdicción, en las faldas del Abantos, 13 revueltas en forma de zetas para un total de 3.570 metros al 8, 5 % de desnivel medio y 16 % de desnivel máximo.

Al acabar la subida se encuentra un mirador con vistas a la sierra de Madrid y la pista que nos lleva a la carretera de Abantos. Esta pista, llamada La Horizontal Alta, está también asfaltada aunque en malas condiciones, con agujeros y tierra, y llanea hacia el Oeste ascendiendo muy suavemente entre las cotas 1280 y 1300 m de altitud.

Llegados a la carretera de Abantos a la altura del mirador la cogemos hacia la derecha, también por un asfalto muy irregular, descendiendo unos metros hasta la Fuente de La Concha, para continuar con la subida hacia el Área Recreativa de Los Llanitos durante algo mas de 1 kilómetro al 5,6 %, aunque la primera rampa que encontramos son 150 metros a un 10 % de desnivel.


Tras pasar el Arboreto Luis Ceballos y la Fuente de los Guindos llegamos al cruce donde se deja la carretera de Abantos, metiéndonos a la izquierda por una pista de tierra para cruzar el Área Recreativa de Los Llanitos y tras llanear unos 800 metros encontramos un sendero a la izquierda que baja por la ladera del Pinar de Abantos.

Las Zetas de Abantos es un divertido sendero de 16 revueltas que durante 1.800 metros desciende hasta el Cordel Del Valle. Poco complicado técnicamente, solo las curvas requieren algo de destreza. Está muy transitado en fin de semana, tanto de subida como de bajada, por lo que hay que ir con cuidado.

Acabada la bajada se sigue en dirección Este hacia El Escorial por el Cordel Del Valle, cruzando los Montes del Romeral y El Cerrado, bajando hasta la Senda La Horizontal por la que retrocedemos de nuevo hacia el oeste. Esta pista de 4,7 kilómetros era frecuentada por los monjes del monasterio que elegían caminos llanos para pasear. Al acabar la pista se baja hasta la carretera M 505 por la que se accede a La Herrería.


Este espacio natural protegido, designado antiguamente como Dehesa de las Ferrerías de Fuentelámparas, fue la primera finca que Felipe II adquirió en torno al Monasterio de El Escorial. Dentro de ella se encuentra La Silla de Felipe II, labrada sobre una roca de granito que, según la leyenda, era utilizada por el monarca para vigilar las obras del Monasterio de El Escorial, aunque recientes investigaciones apuntan a que se trata de un altar de ofrendas prerromano.

El bosque de La Herrería está poblado en su mayor parte por robles, aunque tiene una gran variedad de especies arbóreas, cerezos silvestres, tilos, castaños, fresnos, enebros, quejigos, avellanos y arces de Montpellier. Lo recorre una senda ecológica marcada con paneles informativos que identifican las especies vegetales que crecen allí.


Tras recorrer por pista asfaltada gran parte de la senda ecológica del Bosque de la Herrería y antes de llegar a La Silla de Felipe II torcemos a la derecha por un camino que tras pasar una cancela desciende, cruzando la finca de los Ermitaños, hacia Pajares.

Justo al llegar a la Calzada Romana, quizás en su tramo mejor conservado, dejamos el camino de Zarzalejos, cogiendo otro camino a la derecha que sube unos metros y comienza a descender hacia Pajares. En el comienzo del descenso encontramos un sendero a la izquierda que nos baja rápidamente hasta la carretera M 533.


Se coge unos metros en dirección contraria a Pajares para llegar a la entrada de la Colada de la Crucijada, un divertido y rápido sendero que desciende hasta el Cordel de la Cruz Verde. Justo al llegar se cruza y un poco a la izquierda encontramos la entrada de la Colada de Fuentevieja, por la que bajamos hasta cruzar el Arroyo del mismo nombre y un poco mas adelante torcemos a la izquierda en dirección de la urbanización Mojadillas, que rodeamos en paralelo al Arroyo de Fuentevieja, en dirección Norte, por un bonito camino plagado de fresnos.

El camino nos lleva hasta la gasolinera de la carretera M 600 y la rotonda con la M 533, que es la que tomamos en dirección Peralejos, al que se llega tras 1.300 metros de carretera sin casi tráfico.

Se cruza el pueblo hacia el Norte, pasando por la fuente de la iglesia donde reponemos agua y continuamos por el Camino de Peralejos a El Escorial, primero camino carretero y luego sendero a ratos trialero, cómodamente transitable y muy bonito, encajonado entre los muros de las fincas. Este sendero rodea la urbanización Pinosol, desembocando en la carretera M 600, por la que llegamos a El Escorial tras rodar poco más de un kilómetro.


Cruzamos el pueblo hacia el Noreste, llegando de nuevo a la carretera M 600 y cruzándola para meternos por la Colada de las Cebadillas por la que se sale de El Escorial. Se llega a la Colada de Navalquejigo, donde comienza el Camino de las Cancelas, o de las Siete puertas. Tras cruzar las dos primeras cancelas y justo antes de pasar la tercera encontramos un camino a la izquierda que cruza en dirección Oeste la Dehesa de El Campillo.


Por esta senda llegamos al Camino de la Puerta Verde, donde regresamos en dirección El Escorial hasta la rotonda de la M 600, que se cruza para meternos por un sendero que bordea la carretera en dirección Norte y que nos lleva hasta el Área Recreativa de El Tomillar y al final de la ruta.


Distancia total : 50.028 Km
Desn. de subida acumulado: 816.04 m
Desn. de bajada acumulado: 815.55 m
Altura máxima : 1358.4 m
Altura mínima : 882.6 m

Grado de Dificultad: Moderado
IBP 52

Ver el track en 


6 comentarios:

  1. Hace poco estuve con un compañero de curro por la zona de los arroyos y pasamos cerca de El Escorial, cogiendo ese camino de las cancelas (un poco pesadete por tener que abrir y cerrar tantas pero es lo que toca para que no se escape el ganado) y la verdad es que me gustó los alrededores de El Escorial.
    Me apunto esta ruta para a ver si otro día quedo con él y nos animamos a hacer esta de las zetas.
    Muchas gracias por la crónica y la ruta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las zetas del Abantos son espectaculares, tanto de subida como de bajada, merece la pena conocerlas. Las zetas de El Tomillar estan bien como atajo en la subida hacia el Abantos, evitando la carretera por el pueblo.

      Eliminar
  2. Ruta muy recomendable. La he hecho saliendo de Alpedrete enlazando las zetas por el camino del camping del Escorial. La vuelta para llegar a Alpedrete bordeando el pantano de Valmayor.

    Muchas gracias por las rutas que publicas en el blog, rutas muy interesantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a coger parte de esa propuesta tuya bordeando Valmayor este finde a ver que tal, aunque sin subir a las zetas pues se hace muy larga, voy con un grupo mas tranquilo y de paseo.

      Eliminar
    2. Tiene bastante agua el pantano de Valmayor. Para cruzarlo me toco patear algo para encontrar el mejor sitio. Al final acabe con los pies mojados y lleno de barro.
      Te pego el enlace a la ruta bordenando el pantanto http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7224158

      Eliminar
    3. Gracias, llevaré el tramo tuyo por donde se cruza el río Aulencia, es el que puede estar mas complicado si el embalse lleva mucha agua. Ya he pasado en varias ocasiones por esa zona y cada vez me ha tocado cruzar por un sitio diferente.

      Eliminar