sábado, 21 de noviembre de 2015

Trialeras por Valdemanco, La Cabrera y Navalafuente


Completo recorrido, enrevesado, trialero y exigente, por la pedriza de Valdemanco, en las estribaciones de la Sierra de La Cabrera, y por las dehesas de Roblellana, Roblehorno y Cabanillas.


Datos técnicos:
Distancia total:50.925 KmCarretera:0,8 %
Desn. de subida acumulado:1087.34 mPista asfaltada:0,8 %
Desn. de bajada acumulado:1079.14 mPista de Tierra:23,2 %
Altura máxima:1131.4 mCamino:45,5 %
Altura mínima:878.2 mSendero:26,6 %
Calles:3,1 %
Desniveles:
Subida:47,0 %Llano:15,1 %Bajada:37,9 %

Grado de Dificultad: Difícil
IBP 72

Ruta difícil de seguir sin GPS por los abundantes cambios de dirección y numerosos caminos.

Tipo de terreno:

Caminos y senderos trialeros, con pendientes y roquedos, zonas de lanchas y bolos de granito, tramos arenosos y piedra suelta, bastante permeables. En la zona de las Dehesas de Roblellano, Roblehorno y Fuente María suelos más humíferos.


Descripción del recorrido:

Se sale de Navalafuente hacia el Oeste ascendiendo por la falda del cerro del Pendón durante unos 6 kms. al 7 % de desnivel medio.

Rodamos cómodamente por pista en el Camino de Miraflores y torcemos a la derecha por el Camino de las Cantarillas, ya con más desnivel y un terreno pedregoso y trialero. Al llegar al Camino de Las Viñas giramos hacia el Este y la pendiente suaviza, con varios descansillos y un firme más llevadero.

Pasamos por Los Barracones, uno de los 9 penales del franquismo creados para la construcción de la vía férrea Madrid Burgos, y un poco más adelante nos desviamos por un sendero a la derecha para descender durante un kilómetro por una trialera con pasos complicados por las escorrenteras, las rocas y los lanchares, en la zona de La Longuera.


El sendero finaliza debajo del viaducto de la antigua línea Férrea Madrid Burgos, saliendo a la carretera M-631, por la que bajamos unos pocos metros hasta meternos a la izquierda por un camino, la Vereda de las Majadas de Fuente Llano a los Navazales, que pasa por debajo de la antigua estación de tren de Bustarviejo.

Tras pasar la Laguna de Navaluenga, una charca estacional, se coge un sendero a la derecha para rodar por El Berrocal, bajando por un sendero trialero algo complicado con zonas de lanchares y otras de tierra y piedra suelta.


Acabado el descenso se gira a la izquierda por el Camino de Guadalix, por el que se sube hasta las vías del tren. Se gira a la izquierda y se pasa al otro lado de las vías por un puente. Bordeamos la Urbanización La Inmaculada subiendo hacia el Norte por un roquedo de grandes lanchas de granito, con tramos empinados y complicados.

Antes de llegar a la carretera M-610 giramos a la izquierda e inmediatamente nos metemos por un sendero a la derecha que rodea el Roquedo del Treintón, por el Norte. Se llega a la Vereda de las Majadas de Navaluenga y descendemos por el roquedo, con algunos pasos complicados y técnicos, pero muy entretenido.


Volvemos a cruzar las vías y casi seguido enlazamos con el sendero del Cordel de Las Zarzosas, rápido y trialero, pero no complicado. El sendero acaba en el Camino de Guadalix, que se cruza entrando directamente en la trialera quizás más complicada de la ruta, la del Cordel del Arroyo Carreras.

Esta trialera desciende entre jaras, por una zona de bolos y lanchares, con escalones de roca y con algunos tramos de sendero roto por escorrenteras. Se baja hasta el Arroyo Albalá, donde finaliza la trialera y comienza un ascenso por pista a la carretera M-633, que cruzamos para coger a la derecha otro sendero trialero bastante asequible y corto, que bordea la finca El Narrillo, el Cordel del Puente del Terrero.


Pasamos el Arroyo de la Huesa por un puente saliendo a una pista que cruzamos cogiendo el de la derecha, el Cordel de los Llanillos, que bordea la carretera hacia el Sureste, bordeando el Collado de San Pedro. Se deja el camino cogiendo un sendero a la derecha que cruza el roquedo de Los Cuarteles, por el que llegamos a la Colada de Ganados de Sacedón.

Se atraviesa girando hacia el Norte y comenzamos una dura subida al roquedo del Lanchar de La Condesa, con algunos pasos empujabike, hasta llegar a una cantera abandonada. Rodeamos por el Norte la cantera y descendemos por lanchas de granito y pasos muy trialeros hasta llegar al Camino de Cabanillas, por el que se sube dirección Norte hasta la carretera M-610.


Cruzamos la carretera para coger un sendero que paralelo a esta y en dirección Este nos lleva a la entrada de la Dehesa de Roblellana. Pasamos la cancela y comenzamos a subir hacia el Norte primero por un camino y luego girando hacia la izquierda por sendero que cruza de Sur a Norte esta bonita dehesa de robles melojo, enebros y encinas, escaramujos, jara pringosa, endrino y cantueso...

El sendero va girando hacia el Este y vuelve a convertirse en camino hasta llegar a la cancela de salida de la dehesa, acceso a la pista de subida al Convento de San Antonio. Subimos por esta pista unos 400 metros y nos desviamos a la derecha por un camino que va girando hacia el Este, dejando el sendero que sube a Cancho Gordo a la izquierda.

Pocos metros más adelante nos volvemos a desviar a la derecha por un sendero que baja por la zona de El Hornillo, unos 500 metros de trialera algo complicada que nos deja en las urbanizaciones de La Cabrera.


Se rodea por la Vereda de la Sierra el Noroeste de La Cabrera y se atraviesa hacia el Este por el Camino del Cigüeñal hasta llegar al Camino de Los Vallejos, pasando por debajo de la A-1.

Este camino recorre la bonita Dehesa de Roblehorno, rodeando por el Norte el Poyal de Peña Alta o Peña del Buey. El camino comienza a ascender y se convierte en sendero con escorrenteras y piedras pero transitable y luego muy pedrolero bajando hacia El Gorronal. Al llegar a la Cañada Real de Merinas o de Extremadura giramos a la derecha por un sendero trialero, bajando hacia el Sur y atravesando un roquedo espectacular con algún tramo complicado.


Continuamos por la Cañada Real y el sendero se va suavizando, convirtiéndose en camino. Un poco más adelante encontramos el cruce con el GR 10, entrando por un paso canadiense y continuando por el Camino de Roblellano hacia el Oeste. Se llega casi a la autopista girando a la izquierda y rodeando la depuradora de aguas continuamos dirección Sur hasta cruzar la M-124.

Pasada esta carretera que lleva a Torrelaguna entramos en el Camino de Redueña, una pista por la que se llanea un rato y luego ya como camino descendemos hasta el término municipal de Redueña.

Acabado el descenso se tuerce a la derecha dirección Oeste por el Camino de Los Riscales, un bonito camino entre muros de prados ganaderos. Se cruza el Arroyo de los Bueyes y pasando por debajo del viaducto de la A-1 se continua por el Camino de la Capellanía, mas pedregoso, y que coincidide con parte de la Ruta del Toro.


El camino nos acerca a Cabanillas de la Sierra, pero antes de llegar al pueblo torcemos a la derecha para coger la Cañada Real de Merinas o de Extremadura y llegar a la antigua N-1. Cruzamos la carretera metiéndonos por un sendero a la izquierda que nos lleva hacia el Oeste por un paraje de retamas y enebros hasta la Colada de Ganados de Sacedón, una zona adehesada surcada por centenarios muretes de piedra, bosque mediterráneo y dehesas de fresnos podados al estilo cabeza de gato, donde rodaremos por encima de algunas grandes lanchas granito. Se cruza el Arroyo de Sacedón y se llega al Camino de Cabanillas.

Cogemos el Camino de Cabanillas hacia el Norte unos pocos metros y torciendo a la izquierda continuamos por la Colada de Ganados de Sacedón hasta el Lanchar de la Condesa. Rodeamos una finca ganadera y subimos a la derecha por un sendero que nos lleva hasta el Cordel del Narrillo, aunque haremos un par de salidas del camino para coger senderos que nos dirigen siempre hacia el Oeste.

Un poco mas adelante encontramos la Fuente de Juan de Redueña y más allá la carretera M-633, que se cruza para alcanzar el Arroyo de Albalá. Se baja hacia el Sur por el Cordel del Arroyo Albalá, un sendero con tramos muy complicados por el desnivel, con tierra suelta y escorrenteras.


El sendero acaba en el cruce con el tramo que venia del sendero del Arroyo Carreras, y repetimos un tramo de la subida por pista aunque mediada nos desviamos a la derecha para bajar por un camino hasta el Descansadero de Jaramala, donde encontramos un abrevadero fuente. Un poco más adelante cruzamos el Arroyo de Albalá por un puente, al lado de unos restos de molino bajero.

Continuamos hacia el Sur por el Camino de Navalafuente hasta la cantera de Los Navazales,, que atravesamos torciendo a la derecha y subiendo por el Cordel del camino de Torrelaguna llegamos a la carretera M-631.

Cruzamos la carretera y pasando por detrás de la depuradora de Bustarviejo se cruza el Arroyo de Gargüera por un puente y nos metemos por el último sendero trialero del día, el Cordel del Jaral, primero rápido y divertido, luego muy complicado, con rocas, escalones y piedra suelta, que nos baja dirección Sur hasta Navalafuente, donde finaliza esta larga, enrevesada y exigente ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   


No hay comentarios:

Publicar un comentario