sábado, 6 de febrero de 2016

Barrancos de Chinchón y Senda Verde del Páramo a la Vega


Recorrido por los barrancos de Chinchón y la vega del Tajuña, regresando por la Senda Verde del Páramo a la Vega.


Datos técnicos:
Distancia total:37,242 KmCarretera:3,1 %
Desn. de subida acumulado:703 mSenda Verde del Páramo a la Vega:27,5 %
Desn. de bajada acumulado:691.77 mPista de Tierra:11,3 %
Altura máxima:802.4 mCamino:30,7 %
Altura mínima:530.6 mSendero:23,1 %
Calles:4,2 %
Desniveles:
Subida:48,6 %Llano:14,6 %Bajada:36,8 %

Grado de Dificultad: Moderado
Nivel Físico: medio
Nivel Técnico: bajo
IBP 46

Tipo de terreno:

Suelos de calizas y yesos, además de arcillas, margas y arenas, poco permeables, fácil formación de barro pegajoso. Pistas y caminos de tierra compacta con algo de arena y gravilla. Senderos limpios con predominio yesero y calizo. En época de lluvias puede haber barro, en el páramo arcilloso, en las vegas limos calizos. La Senda del Páramo a la Vega es una pista de tierra en muy buen estado.


Descripción del recorrido:

En la anterior salida por Chinchón tuve que suspender la ruta por lluvia y barro, esta vez la climatología me respetó y pude completarla según la tenía trazada.

Por desconocimiento de la zona, y mi mala costumbre de darle la vuelta a los tracks, el recorrido es claramente mejorable, hay barrancos que se disfrutaran más si se bajan en vez de subirlos, pero vale como muestra de lo mucho que se puede hacer por los escarpes de la Vega del Tajuña. Quedan montones de senderos para futuras rutas.


En esta ocasión salgo de Chinchón, desde el Castillo de los Condes, bajando por la calle Abapies hasta la rotonda y subiendo a la derecha unos metros por la M-404 me desvío hacia el Noroeste por el Camino De Fuentenueva, una pista amplia y en buen estado.

Hay que ir atentos al GPS pues hay montones de caminos y es fácil perderse, aunque si se sigue siempre hacia el Noroeste se llega al Camino de San Galindo, que es desde donde se accede al Barranco de la Rendija.


Cruzado el Camino de San Galindo entramos en el Cerro Gamones desde el que se desciende, ya por sendero, hasta el Arroyo de la Rendija, donde cogemos el Camino de San Galindo hasta la Vega del Tajuña.

Según se acaba el Barranco torcemos a la derecha por el Camino Del Corral Del Calvo, desde donde accedemos al Barranco de Valdepozas, por el que subimos de nuevo al páramo. Este sendero es claramente de bajada, me cruzo con un gran grupo de bikers que así lo hacen con pinta de disfrutar mucho, por lo que en futuras ocasiones habrá que incluirlo como descenso.


La subida por el Barranco de Valdepozas se hace suavemente y sin problemas hasta Cuesta Blanca, donde se cruza la M-311. Llaneo un poco hacia el Norte hasta alcanzar el Barranco de Valdemolinos por el que desciendo a la vega de nuevo, esta vez por un sendero más ratonero.

Se llega a la Vega del Tajuña por la zona de la Cuesta de Morata, cogiendo a la derecha el Camino de Chinchón a Morata o Camino del Simajo, amplia pista por la que rodamos menos de 1 km. antes de desviarnos de nuevo a la derecha y regresar hacia el páramo por el Barranco de la Cañada.


Este sendero, aunque no presenta dificultad alguna para subirlo, es otro que debe ser realizado de bajada, pues tiene tramos que pueden ser muy disfrutones en descenso. Comienza recorriendo el Barranco de la Cañada para enseguida coger otro barranco a la izquierda, que se estrecha y convierte en un serpenteante cañón. Sube hacia el Cerro del Caballo y sale por la zona de Matagrama al camino de Valdelaguna, que cogemos a la derecha.

Continuamos por este camino hacia el Este, ahora con el bonito nombre de Camino de Los Corrales del Cielo, hasta llegar a la M-315, que cruzamos girando hacia el Norte por el Camino Viejo de Morata. Este camino está desdibujado en algunos tramos y limpiado y abierto recientemente en otros. Nos lleva por la zona de Los Altos hasta el Cerro de Las Cabezas, donde cogemos otro camino a la derecha que nos baja hasta el Arroyo de Morata.


Aquí encontramos la Senda Verde del Páramo a la Vega, una amplia pista que sube desde la Vega del Tajuña hacia Chinchón. Primero rodamos por un pequeño valle y al poco el camino gira a la izquierda y subiendo por un inclinado terraplén se accede al antiguo trazado del ferrocarril de Morata de Tajuña a Chinchón y Colmenar de Oreja, también conocido como ferrocarril de Aragón.


El resto de la ruta se hace por esta amplia pista, de suave pendiente y curvas poco pronunciadas, en algunos puntos encajonada entre trincheras. Se cruza de nuevo la M-315 y al finalizar la subida se llega al páramo. Llaneamos hasta alcanzar la M-316 y por esta carretera se hace el último kilómetro, entrando en Chinchón, visitando su plaza Mayor y finalizando esta bonita ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   

Mapas Consultados:
Iberpix - IGN
Planea - Comunidad de Madrid
Sede Electrónica del Catastro


No hay comentarios:

Publicar un comentario