sábado, 26 de marzo de 2016

Sendas de Alpedrete, Cercedilla y Becerril



Estupenda y variada ruta desde Alpedrete hasta Cercedilla, con pistas y caminos rodadores y senderos disfrutones, explosivas rampas y bajadas trialeras, en un soberbio entorno.


Datos técnicos:
Distancia total:51,486 KmCarretera:4,1 %
Desn. de subida acumulado:1004.13 mPista de Tierra:17,6 %
Desn. de bajada acumulado:969.34 mCamino:17,8 %
Altura máxima:1428.23 mSendero:44,6 %
Altura mínima:922.6 mCalles:15,9 %
Desniveles:
Subida:47,1 %Llano:11,9 %Bajada:41,0 %

Grado de Dificultad: Moderado
Nivel Físico: Alto
Nivel Técnico: Medio
IBP 54

Tipo de terreno:

Suelos graníticos con bastante desgaste, en general bastante permeables. Pistas y caminos con buen firme, senderos bastante limpios, con rocas intermitentes. Las sendas de Cercedilla con más materia orgánica, raíces y algo de piedra. El sendero del Río Pradillo con tramos de grandes rocas, el sendero del Sanatorio de la Barranca muy cerrado por la vegetación con zarzas y espinos.


Descripción del recorrido:

Partimos de la Estación de FFCC de Alpedrete hacia el Norte, saliendo del pueblo por la zona de Las Cerquillas, llaneando por la Dehesa de Mata Espesa en uno sencillos senderos que nos llevan hasta el Camino de los Canchales a Canto Cantante, que cogemos a la izquierda, continuando por un sendero algo más trialero en dirección Oeste hasta pasar por debajo de las vías del Tren, donde ya se hace camino más rodador.

El camino va girando hacia el Norte y pasado el Arroyo de los Limos continuamos hacia el Noroeste por la Vereda de Los Molinos. Atravesamos el Cordel del Carrascal a Fuente Vallejos y continuamos por el Camino de Los Molinos ya como pista hasta llegar a la M-623.

Cruzamos la carretera y seguimos por la Cañada Real de Merinas, por un camino que cruza el Arroyo del Labajo y continua hasta justo antes de la M-621, donde giramos a la izquierda por el Cordel de la Serranilla, camino que poco a poco se convierte en sendero algo trialero al rodear la Urbanización Vallefresnos.

El sendero acaba en la calle de subida a la Urbanización La Serranilla, nosotros continuamos hacia el Oeste, cruzando la M-614 y giramos hacia el Norte por la Vereda Del Canto de la Plata, que nos lleva hasta la entrada a Los Molinos.


Bordeamos la Urbanización Luz Sierra hacia el Norte y al cruzar la M-621 bajamos a la vereda del Río Guadarrama cogiendo un senderito que sigue dirección Norte. Este sendero tiene algunos pasos complicados pero evita rodar por las calles de Los Molinos. Acaba casi al final del pueblo, donde cruzamos al otro lado del río por un puente y continuamos haca el Norte por una calle que se convierte en sendero entre muretes de piedra, en la zona de Los Hornillos.

Entramos en el término municipal de Cercedilla por la Colonia Matalascabras que atravesamos girando por la Calle de los Farmacéuticos, saliendo a un bonito sendero entre robles que nos deja en la Calle Salvador Canals, por la que rodeamos la Urbanización La Cebollita y subimos hasta la M-622.

Cruzamos la carretera y nos metemos por la Calle Cerca de la Poza subiendo hasta las vías del tren que pasamos por debajo y tras un corto y fuerte repecho nos desviamos a la derecha por una pista y unos pocos metros más adelante otra vez a la derecha cogiendo el Camino del Faro, un sendero un poco trialero, que nos lleva directamente a Cercedilla.


Entramos en el pueblo por la Colonia Collado del Hoyo, pero seguimos rectos bajando a la Senda de Ródenas, la entrada del Camino Puricelli, que nos llevaría hacia La Fuenfría. Tras rodar unos pocos metros por este camino encontramos a la derecha un sendero un poco trialero que nos baja hasta el Río de la Venta y a la Carretera de las Dehesas.

Subimos por la carretera durante 650 m. y torcemos a la derecha por el Camino del Puentecillo, que pasa por encima de la Urbanización Valle de la Fuenfria. 800 m. más adelante encontramos a la izquierda la pista de entrada al Senda del Agua, un camino sendero bastante cómodo de rodar, con algún tramo trialero pero muy tendido y muy bonito. Señalizado con puntos azules en los árboles, sube suavemente entre pinos por la ladera de Las Berceas, a la derecha del valle de la Fuenfría, hasta Las Dehesas.

En esta ocasión solo lo recorremos 2 kilómetros escasos hasta encontrar a la derecha una senda marcada con puntos amarillos, que sube hacia Raso Pedro Morales. Comienza con una rampa de 150 metros al 9 % de desnivel medio, muy rota, con grandes raíces y empinada, luego suaviza y se hace sendero disfrutón. Desde el Raso Pedro Morales sale un camino hacia el Noreste que nos lleva hasta la Senda de La Teja.


El arranque es una durísima rampa de 200 metros al 13 % de desnivel medio, con un terreno roto que obliga al empujabike en su última parte. Llegados a la Senda de La Teja el terreno es mucho más fácil, con una tendencia ascendente muy llevadera y culebrea por la ladera de la Teja.

El sendero transita entre grandes pinos por un entorno espectacular, rodeando por el Norte Camorritos. Acaba en la pista que sube a Siete Picos, nosotros la cogemos a la derecha, en descenso, cruzando las vías del Tren de la Naturaleza y al llegar al Camino del Borracho dejamos la pista y nos metemos pinar abajo hacia el Río Pradillo.


La bajada es empinada y acaba en un puentecito sobre el Río Pradillo. Se cruza el río, que recorreremos hacia el Sur por un espectacular sendero, con algún tramo complicado de grandes rocas, pero bastante asequible.

El sendero poco a poco se aleja del río y comienza a ascender hacia la Majadilla Verde, primero suavemente, pero al final tiene una rampa de 380 metros al 11,2 % de desnivel medio. Una vez llegamos al Raso del Simón, el alto que da paso al valle de Navalmedio, el sendero se dulcifica y recorremos el bonito sendero de la ladera de Los Baldíos siempre en suave ascenso hasta llegar al Camino del Calvario.

Cruzamos esta pista bajando a la Pradera de Las Cortes, cruzamos el Arroyo de Matasalgado por un puente, entrada al lugar donde estaba el Campamento de la OJE, del que solo queda la Fuente de Matasalgado, y ascendemos paralelos al Regajo de los Baldíos hasta que lo cruzamos y a la derecha vemos el sendero que recorre la ladera del Pinarcillo.


El sendero es algo trialero, pero llevadero y muy bonito. Desciende suavemente hacia el Suroeste hasta alcanzar el camino que baja de El Ventorrillo. Cogemos a la derecha ese camino de bajada, un auténtico pedregal muy trialero, roto y con escalones, pero solo son 170 m. Acaba en el Camino del Campamento, antiguamente llamado Camino de Majarzal.

Se gira a la izquierda por esta pista que nos lleva llaneando hasta la M-601, la carretera del puerto de Navacerrada, justo en la Fonda Real. Cruzamos la carretera, un paso muy peligroso con mucho tráfico, y tras pasar una portilla subimos por un camino que lleva al depósito de agua del CYII.

Rodeamos el depósito por el Sur y descendemos por el trazado del Camino de Santiago, paralelos a la M-607, hasta otro depósito de agua, donde vemos un sendero a la izquierda que gira hacia el Norte y llanea por la ladera de Antón Real, dirección al Embalse del Chiquillo.


Alcanzamos el Camino de Cercedilla a Canto Gordo, pasamos delante del embalse y justo antes de llegar a la carretera que sube hacia la Barranca, delante de la cancela de salida, nos metemos a la izquierda saltando una cerca y entramos en el antiguo Sanatorio de la Barranca, que atravesamos por su calle central.

Al otro extremo del hospital, entre excavaciones y escombros, sube un sendero que nos lleva a la alambrada de salida, que está caída y da paso a otro sendero que nos llevará al AA.RR. de La Barranca. Este sendero, llamado por los endureros la Senda Blackberry, no tiene dificultad pero está bastante cerrado por la vegetación.


Llegamos al Área Recreativa de La Barranca y nos metemos por la presa del Embalse del Pueblo de Navacerrada para cruzar al otro lado. Al salir de la presa cogemos a la derecha un estrecho sendero que nos lleva a unos roquedos y luego baja por un sencillo sendero paralelo al Arroyo del Penotillo Bajo. Hay un momento en el que desaparece el sendero, pero alcanzamos una portilla y el sendero continua hasta cruzar el Río Navacerrada.

Este paso puede estar muy complicado en época de lluvias, nosotros tuvimos que atravesarlo con el agua más arriba de las rodillas. Y nada más pasarlo hay un estrecho paso de pescadores que es bastante difícil de sortear con las bicis, hay que pasarlas por arriba de la alambrada.

Desde allí ya se coge la pista del Camino de Los Almorchones y tras bajar por ella algo menos de un kilómetro nos desviamos por un sendero a la izquierda para visitar la Poza del Río Navacerrada. De regreso a la pista bajamos hasta la entrada a la Finca de Los Almorchones, desviándonos por un sendero a la derecha de la puerta, que rodea la finca por el Sur, algo trialero pero muy divertido, y que baja hasta la M-607.


Justo antes de llegar a la carretera nos desviamos a la izquierda y pasando una cancela entramos en el sendero del Arroyo de la Angostura. Este precioso y sencillo sendero baja paralelo al arroyo, serpenteando por prados ganaderos y enebros, hasta llegar a la rotonda de la carretera M-607 con la M-617. Nosotros cruzamos la M-607 antes de la rotonda, un paso también muy peligroso.

Se salta el quitamiedos de la carretera y buscamos un sendero que sube ladera arriba. Tras una torre eléctrica encontramos la cancela de entrada a Los Horcajos, la pasamos y a la izquierda sale un sendero que bordea el Alto del Hilo por su cara Sureste. Es la Senda de La Angostura, un duro sendero por encima de Becerril de la Sierra, de sube y baja continuo, muy rompepiernas.

Tras una rampa empujabike se llega a la Vereda de las Cabezas, bonito camino entre pinos que nos deja en la carretera de subida a la presa del Embalse de Navacerrada. Hay que estar al tanto pues debemos dejar el camino en una cancela que encontraremos a la izquierda, entrada a un parquecito. Antes el camino finalizaba en la misma carretera pero han cerrado la cancela de salida soldando unos hierros. Además es mejor salir por el parquecillo pues vamos a coger la vereda del Río Navacerrada casi enfrente de este parque.


Unos metros más arriba del parque cruzamos la carretera para meternos por la Senda del Río Navacerrada, un paseo empedrado que lo bordea, aunque no podemos evitar coger algunos de los senderines trialeros que bajan paralelos. Luego la senda empedrada continua hacia el Sureste y a los 300 m. acaba en un puente. Toca callejear hasta cruzar la carretera M-623 y entrar en la Urbanización Cerro Grande, por donde salimos de Becerril.

Al borde de la urbanización, en la falda del Monte Redondo, vemos una cancela de la que salen dos caminos, el de la izquierda es el que baja del Telégrafo, la trialera del Somier, nosotros cogemos el de la derecha, un sendero a media ladera paralelo a la carretera M-601, divertido y sencillo, que atraviesa el pinar bordeando el lado Oeste de Monte Redondo y que nos deja encima de la rotonda de acceso a Collado Mediano.

Bajamos 250 metros por la carretera de acceso a Collado mediano y nos metemos a la izquierda, pasada la gasolinera. Hay dos caminos, el de la izquierda baja pegado a la gasolinera hacia la Dehesa de Alpedrete. El camino que cogemos es el de la derecha, que se dirige hacia el Oeste a unas antenas de radio y televisión, la Vereda de las Cercas de Reoyo y Estevillas.

El camino se estrecha y pegado a un murete pasa una zona de rocas hasta llegar a un cruce, doblamos a la derecha continuando la bajada y ahora el camino gira hacia la izquierda llegando a otra bifurcación. Cogemos el camino de la izquierda, el Camino de la Pasada, que baja rápidamente entre canteras de granito, con algunos tramos de sendero trialero, hasta Alpedrete. Cruzamos el pueblo hasta la estación y finalizamos esta bonita, variada y entretenida ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   

Mapas Consultados:
Iberpix - IGN
Planea - Comunidad de Madrid
Sede Electrónica del Catastro


No hay comentarios:

Publicar un comentario