martes, 22 de marzo de 2016

Vuelta al Embalse Santillana y al Cerro de San Pedro


Entretenida y variada ruta rodeando el Embalse Santillana y el Cerro de San Pedro, por pistas rodadoras, exigentes caminos y senderos trialeros.


Datos técnicos:
Distancia total:52,989 KmCarretera:2,0 %
Desn. de subida acumulado:987.8 mPista de Tierra:43,8 %
Desn. de bajada acumulado:989.78 mCamino:25,9 %
Altura máxima:1121.6 mSendero:19,4 %
Altura mínima:855.6 mCalles:8,9 %
La Colada de Los Gallegos y la Cañada de las Gateras, aunque son camino, las califico como sendero por tener pasos muy estrechos y trialeros.
Desniveles:
Subida:42,3 %Llano:16,7 %Bajada:41,0 %

Grado de Dificultad: Moderado
Nivel Físico: Medio
Nivel Técnico: Medio
IBP 64

Tipo de terreno:

Terreno granítico, arena y materiales detríticos, bastante permeable. En el Embalse de Santillana suelos más arcillosos, hacia Guadalix senderos de tierra orgánica y caminos de tierra y gravilla, bastante limpios. La Colada de los Gallegos y la Cañada de las Gateras con tramos empinados, con arena, roto y pedregoso, con tramos de escalones y grandes rocas.


Descripción del recorrido:

Salimos de Colmenar Viejo hacia el Oeste por el Camino de Santiago, bajando por la Colada de los Gallegos o Camino del Cencerrero, un precioso camino que forma parte de la Ruta de los Molinos y Batanes. Está bordeado por muros de piedra y salpicado de encinas, enebros, sabinas, alcornoques y quejigos. Muy entretenido, con subidas y bajadas, en algunas zonas sendero estrecho bastante complicado, muy erosionado y trialero con grandes rocas y lanchas de granito, en otras amplia cañada.

El camino nos deja en el Puente del Batán, que cruzamos comenzando por pista una suave subida por el Cordel de Fuente Las Liebres hasta la fuente donde nos desviamos a la derecha hacia el Alto del Enebrillo por el Cordel de Samburiel, en una subida ya más pronunciada.

Descendemos unos metros por la pista y enseguida nos desviamos a la derecha por un sendero trialero que baja atrochando por la ladera, siguiendo el trazado del Cordel de Samburiel, hasta el Embalse de Santillana.


Salimos a la carretera M-608 en la entrada de Manzanares el Real rodando por ella dirección Este hasta salir del pueblo y justo al pasar la gasolinera nos metemos a la derecha por un camino que bordea el Embalse de Santillana.

Este camino, parte de la Cañada Real Segoviana, cruza dos arroyos que en época de lluvia pueden ir muy crecidos. El terreno drena poco y tiende a embarrarse. Tras pasar el segundo arroyo torcemos a la izquierda cruzando la carretera y subimos por el Camino de Jaralón o Cordel de Prado Herrero.

Tras casi 2 kms. de pista llegamos a una bifurcación, cogiendo el camino de la derecha, la Colada del Prado Moñigal, que gira hacia el Este. Llegamos al Arroyo del Mediano y continuamos paralelos al arroyo hacia el Sur hasta ver un vado por donde poder cruzarlo. Había un puente pero esta caído. El arroyo puede llevar mucha agua, como en esta ocasión, y cuesta atravesarlo.


Estamos de nuevo en la Cañada Real Segoviana, y la seguimos hacia el Este hasta llegar a Soto del Real a la altura del Arroyo Del Escaramujal. Aquí si hay puente, dejamos la Cañada Real y continuando hacia el Este cruzamos el pueblo por sus urbanizaciones.

Tras pasar la M-611 y recorrer el parquecito que separa la urbanización Sierra Real de la Colonia del Rosario, se sale del pueblo por la Colada del Camino de Guadalix. Pasamos por debajo de las antiguas vías del tren, de la carretera M-609 y de las nuevas vías del AVE, y llegamos delante de la Urbanización Los Pinarejos. Se gira hacia el Sur y bordeando la urbanización subimos por la Vereda de la Calleja de las Suertes hasta el cruce con el Camino de Miraflores y la Vereda del Humilladero, también llamada Colada del Palomar.


Se coge esta última a la izquierda entrando en la bonita Dehesa de Mata Llana. El camino va girando hacia el Norte, pasando varias cancelas de alambre y baja hasta el Arroyo de las Chorreras. Continua hacia el Norte subiendo hasta la carretera M-608.

Al otro lado de la carretera, hacia la derecha, sale un sendero que paralelo a la M-608 nos lleva hacia Guadalix. Nosotros lo cogemos durante 750 m. y cruzando de nuevo la carretera nos metemos por una pista que baja hacia una explotación ganadera en Hoyo Redondo. Al final de la pista hay una cancela que pasamos continuando hacia el Sureste unos metros, girando a la izquierda por el Camino de Hoyo Redondo, que se dirige hacia el Este entre muretes de piedra.

Unos metros más adelante encontramos a la derecha la Vereda de Las Eras, por la que se baja rápidamente hasta el Arroyo de Valdesaelices, que se atraviesa por un vado. Continuamos por un sendero pegado al arroyo, que acaba en la carretera M-625. La cruzamos metiéndonos por el Camino de San Agustín de Guadalix, que sube suavemente hacia el Sureste.


El camino desciende momentáneamente hasta el Arroyo de Valdemoro y comienza la subida hacia El Palancoso, por la falda del Cerro de San Pedro. El primer tramo de 2 kms tiene un desnivel medio del 6,6 %. Dejamos el Camino de San Agustín metiéndonos a la derecha por la Vereda de El Palancoso o Camino de Los Hortelanos, con algunas rampas duras y bastante trialeras.

Se llega a Los Collados donde suaviza la pendiente durante un rato, pero hay un tramo entre muros de prados totalmente inundado, en anteriores ocasiones saltamos un muro para rodar por el prado hasta pasarlo, en esta ocasión ya se nos había hecho de noche y no se veía que carga de agua traía, por lo que decidimos atravesarlo en bici. La cantidad de agua era importante, y aunque pudimos pasarlo rodando, nos empapamos totalmente de arriba a abajo.


La alternativa más fácil es saltar al prado de la derecha, el murete de piedra es bajo y se pasa fácilmente. Una vez que pasamos el tramo inundado el Camino de los Hortelanos se vuelve muy roto y pedregoso, haciendo complicado el rodar y obligándonos a poner pie a tierra en varios puntos, aunque son pocos metros. Algo más adelante el terreno mejora y volvemos a rodar cómodamente. Desde el tramo inundado la pendiente se pone en el 6,2 % y a los 350 metros ya suaviza un poco y acabamos los últimos 600 m. de ascenso al 5,6 % hasta el Descansadero de la Camorcha.

Seguimos rectos por el Cordel de Hoyo de Manzanares o Cañada del Recuenco, que baja dirección Suroeste hacia Colmenar Viejo. Como ya es noche cerrada rodamos por la pista, aunque sabemos que hay en paralelo senderos casi hasta la Dehesa de Navalvillar.

Pasado el Camino de los Ternereros se llega a la zona de La Cuesta y la Cañada del Recuenco gira a la derecha para alcanzar el Cordel de Cantalojas. Nosotros seguimos por un camino que sale a la izquierda y que sube entre el Cerro de Alto Negrete y Cerro Longo. Superada esta rampa llegamos a la Talanquera La Cuesta, entrada de la Dehesa de Navalvillar.


Nosotros continuamos bordeando la dehesa por la izquierda, bajando por la Cañada de Las Gateras, un camino sendero con tramos muy trialeros, de rocas, escorrenteras, piedra suelta y escalones, que hacen complicado y muy entretenido el descenso.

A la altura del Cordel del Sestillejo la cañada se convierte en pista y llegando a la Talanquera de Valdepuercos la pista gira a la izquierda, nosotros seguimos el sendero trialero, rectos hacia abajo por la Cañada de Las Gateras, hasta llegar al Arroyo de Tejada.

Cruzamos el Arroyo de Tejada y aunque pensábamos volver por Fuente del Moro, los pies mojados, la noche y el frío nos hacen continuar rectos por el Camino de la Dehesa, cruzar por debajo de la M-607 y entrar en Colmenar Viejo por la nueva zona urbanizada del Camino del Pozanco. Cruzamos el pueblo callejeando de Este a Oeste, finalizando esta bonita ruta.


Ver el track en   

Ver el track en   

Mapas Consultados:
Iberpix - IGN
Planea - Comunidad de Madrid
Sede Electrónica del Catastro


2 comentarios:

  1. Madre mía, hay que salir de casa con un par de remos por si acaso :D jajaja
    Bonita ruta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre llevo el flotador del pato lucas, por si aca...

      Eliminar